En la Ruta de Fitz Roy


REMEMORAMOS LA HISTORIA

Las navegaciones que durante el siglo XIX realizara el Capitán Robert Fitz Roy al mando de la BEAGLE  por los diferentes canales y fiordos de la caprichosa y compleja geografía patagónica austral, y que dieran paso a uno de los principales viajes de reconocimiento geográfico que en la historia se emprendiera en estas latitudes, han inspirado los programas del FORREST. Navegar las mismas rutas, anclar en las mismas bahías, divisar las mismas costas y glaciares, conocer la misma dureza del clima y la misma soledad de los paisajes que un día conociera Fitz Roy para crear la cartografía de las bahías, islas y montañas, definiendo las rutas que en un segundo viaje siguiera junto a Charles Darwin, permite a nuestros pasajeros sentir las mismas sensaciones que ellos debieron vivir y que hoy con el paso de los años, se traducen en una Experiencia Extraordinaria.

Casualmente la historia del FORREST de una u otra manera también se relaciona con el pasado que inspira sus viajes, como es el hecho de haber sido construido en astilleros de  Inglaterra para prestar servicios en la turbulentas y complicadas aguas del Atlántico Sur, específicamente en las Islas Falkland y conectar estos territorios con la ciudad de Punta Arenas.  Destinado ahora para navegar en las aguas de la Patagonia Chilena, le permite rememorar aquellos viajes que el gran navegante Inglés realizara en tiempos pasados.

LAS RUTAS DE ANTIGUOS NAVEGANTES

Las Expediciones Fitz Roy realizadas por el FORREST  consideran las aguas de mares interiores como los senos Otway, Skyring, Ballena y Helado; canales como el Jerónimo, Fitz Roy, Gajardo, Bárbara, Magdalena y Gabriel entre otros; fiordos de la Tierra del Fuego como el D’Agostini, Almirantazgo,  y muchas bahías en torno al Estrecho de Magallanes, todas las cuales se caracterizan por el espectacular escenario de sus costas no alteradas por la presencia humana, cubiertas de una espesa vegetación  selvática siempre verde, abundantes y hermosas caídas de agua.

SOBRECOGEDORES PAISAJES

Cada Expedición es una aventura; cada recodo de la ruta ofrece una sorpresa; cada desembarco lleva a descubrir increíbles rincones cubiertos de espesos bosques, helechos y una gran variedad de hongos y líquenes.  Lo grandioso y salvaje del paisaje nos hace sentir maravillados de encontrar lugares como los descritos y nos sentimos afortunados al poder estar en medio de ellos.

UNA FAUNA ESPECTACULAR

Otra de las maravillas que ofrecen estas expediciones al viajero es la gran variedad de fauna salvaje  con que nos  encontramos. Mamíferos marinos como delfines, lobos de mar, focas, elefantes marinos y ballenas comparten este territorio con aves como pingüinos, albatros, petreles, cormoranes, skúas,  cóndores, Martín pescador y muchos mas, todos los cuales encuentran en esta agua ricas en kril, camarones y sardinas, la alimentación base de la gran cadena trófica que nos ofrece la naturaleza.