Expedición Fitz Roy

Ciencia

Colaborando con la ciencia y el estudio de este magnífico mamífero marino, la ballena jorobada o Megaptera Novaeangliae, desde el año 2009 en adelante, Expedición Fitz Roy colabora estrechamente con el CEQUA (Centro de Estudios del Cuaternario), para la elaboración de un catastro de especímenes y un catálogo de foto-identificación de ellas, llevando un registro de sus movimientos en las áreas de arribo y alimentación, en cada uno de nuestros viajes. Como resultado de este trabajo, adjuntamos el catálogo de foto -identificación en el siguiente link:  Catalogo Foto-ID CEQUA-Forrest

Interesante resultó la temporada (2014/2015) durante la cual se pudieron foto-identificar 84 animales, de los cuales 22 son nuevos ejemplares, incluyendo 4 crías que se avistaron durante toda la temporada, que no existían anteriormente en el catálogo de foto-identificación del CEQUA, con quienes Expedición Fitz Roy colabora estrechamente en los trabajos conducentes a conocer más la información referida a la llegada y permanencia temporal de esta especie, en la región de Magallanes. También se  hicieron algunas pruebas destinadas a instalar, durante la próxima temporada, registradores acústicos pasivos en el área, para registrar el lenguaje de sonidos, que se produce entre los ejemplares, durante su período de alimentación en aguas del estrecho de Magallanes

ALIMENTACIÓN DE LA BALLENA JOROBADA

Una parte de la población de ballenas jorobadas del Pacífico Suroriental, viaja anualmente a las aguas del Área Marina Costera Protegida FranciscoColoane (AMCP) para alimentarse durante el verano y otoño austral. Por observación directa de los animales alimentándose en superficie, se determinó que las ballenas jorobadas en esa zona del estrecho de Magallanes, consumen sardina fueguina (Sprattus fueguensis), langostino de los canales (Munida gregaria) y krill (Euphausia lucens). Durante las temporadas 2011 y 2012, con la ayuda de Expedición FitzRoy, se realizó una investigación sobre la dieta de esta especie en el AMCP, utilizando el análisis de isótopos estables de carbono y nitrógeno. Para esto, se analizaron muestras de piel de ballenas y de ejemplares de sus presas.

El estudio determinó que el año 2011 las ballenas consumieron principalmente sardinas y el año 2012 se alimentaron principalmente de crustáceos (langostino y krill). Además, no habría diferencia en la alimentación de hembras y machos, ni en individuos juveniles y adultos. Los resultados señalan que tanto los crustáceos como los peces son presas importantes para la ballena dentro del AMCP, pudiendo variar el consumo de éstos, posiblemente en relación a la disponibilidad de alimento.

En la actualidad,Expedición FitzRoy colabora estrechamente con el estudio de alimentación de la ballena jorobada, realizado por investigadores de la Universidad de Chile, de la Fundación CEQUA y del Instituto Antártico Chileno. La investigación tiene como objetivo analizar la variación interanual en la dieta de las ballenas y determinar el rol ecológico de las ballenas, las sardinas y el langostino en el ecosistema del AMCP Francisco Coloane.

OTRAS INVESTIGACIONES

En otra actividad de colaboración con organismos de investigación, el Forrest sirvió como plataforma para que un grupo de científicos del Centro de Investigaciones de Ecosistemas de la Patagonia (CIEP) y CEQUA pudiere llegar hasta el área de  Islas Guarelo y Madre de Dios, con el objeto de desarrollar en terreno trabajos correspondientes a un proyecto de estudio de la interacción de los ecosistemas acuáticos y terrestres de la esa zona archipelágica.

image_pdfimage_print